Claves-para-evitar-los-riesgos-de-salud-del-Sitting.jpg

Claves para evitar los riesgos de salud del Sitting


La vida sedentaria está provocando que cada vez más personas sufran los temidos síntomas del Sitting. Si aún no sabes cuáles son sus síntomas, debes saber que el Sitting puede provocar dolores de espalda, cuello, rodillas o cintura. Pero además dolores musculares importantes y puede provocar que la circulación de la sangre no sea la adecuada.

 

Claves para evitar los riesgos de salud del Sitting

 

Consejos para evitar los riesgos del Sitting

Es muy importante que no permanezcas todo el día sentado en la silla de tu trabajo. En la medida que sea posible, deberás levantarte del sitio y caminar un poco para estirar las piernas. Los expertos recomiendan levantarse al menos dos veces por jornada de trabajo, aunque si tienes la oportunidad de levantarte más veces mejor. Busca cualquier excusa y mueve las piernas en cuanto puedas.

Para conseguir reducir los síntomas del Sitting, es muy importante que al menos cada hora te levantes, aunque solo sea un par de minutos. Esto no siempre es posible. Pero es muy importante que te levantes al menos una vez cada hora.

“Mientras estés trabajando, es muy importante que tus piernas no estén siempre paradas. Siempre se recomienda mover las piernas e ir cambiando la postura“, nos recomiendan desde la clínica VariCenter Barcelona. Por ejemplo, puedes estirar las piernas, luego ponerte de puntillas. Lo importante es ir cambiando de posición. Tener las piernas inmovilizadas durante mucho tiempo es uno de los factores de la aparición de los vasos capilares.

A la hora de sentarte en la silla, siempre tienes que colocar los elementos de trabajo según tus necesidades. Por ejemplo, la pantalla de tu ordenador siempre tiene que estar enfrente de tus ojos. Nunca la debes tener ni por debajo ni por encima. Así evitarás forzar demasiado el cuello. Por otra parte, el ratón del ordenador siempre tiene que estar a una distancia cómoda para ti. Evita tenerlo demasiado cerca o demasiado lejos, ya que esto te obligará a tener que coger posturas realmente muy incómodas.

En la silla es muy importante mantener una buena postura. Para conseguirlo, tendrás que tener la espalda recta y sobre todo la deberás apoyar en el respaldo, poniendo los hombros hacia atrás. Es muy importante la postura, ya que una mala postura puede adelantar los síntomas del Sitting. Si no sabes como sentarte, es importe que te mires un manual. Así evitarás dolores innecesarios producidos por una mala postura. Puedes leer este artículo para más info.

Finalmente, los expertos siempre recomiendan beber mucha agua. Para rendir bien en el trabajo, es muy importante tener una buena hidratación. Además, el agua te obligará a ir al baño más de una vez. De esta manera, podrás mover tus piernas y reducir el riesgo de sufrir el riesgo del cual estamos hablando.

Como leemos en este interesante artículo de ABC, el sitting no se produce de un día para otro, sino que se produce con un mal uso del tiempo laboral. Si apuestas por estar muchas horas sin moverte, con el paso del tiempo comenzarás a sentir dolores de espalda, incomodidades… Estos son los primeros síntomas que notarás del Sitting. Y es que tu cuerpo necesita moverse para estar sano. Sin olvidar que caminar o hacer ejercicio después de la jornada laboral será muy beneficioso para tu salud.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *