El marketing fotográfico de la industria cosmética


Inicio
> General > El marketing fotográfico de la industria cosmética

El marketing fotográfico de la industria cosmética

No es un secreto que desde hace mucho tiempo todas las marcas de la industria de la cosmética utilizan trucos para mejorar sus fotografías para con ello hacerlas más atractivas e intentar convencer al cliente de que ese producto mejorará su aspecto físico. El truco no es otro que utilizar photoshop en sus fotografías y un uso experto de objetivos fotográficos.

empresas-fotos

Recientemente hay una corriente entre las propias modelos denunciando esta práctica abusiva por parte de las marcas, ya que realmente no enseñan la realidad, contribuyendo así a fomentar el culto a un cuerpo que no es real. Y todo ello por vender más su producto.

Que la fotografía comercial esté intervenida digitalmente es un hecho a los que a pocos se les escapa. Desde hace algunas décadas el uso y abuso en la manipulación de imágenes se ha hecho incluso normal y podríamos decir que todo en principio ha sido gracias a los hermanos Thomas y John Knoll quienes crearon en 1987 el actualmente popular e imprescindible Photoshop. Hoy en día basta con algunos clicks para mejorar el encuadre, corregir cualquier error de iluminación, eliminar arrugas, tonificar músculos y hasta borrar lo indeseado. Sin embargo hoy en día podemos decir que se ha convertido en un arma de doble filo ya que hace tomar a la masa algo fantasioso o inexistente como real. Tal como se puede apreciar en la industria de la moda donde el abuso de esta herramienta ha transformado en una gran medida la apariencia de las protagonistas solo para adaptarlas al estándar del momento.

Es un hecho irrefutable que las grandes firmas de esta industria intentan imponernos concepciones estéticas que van más allá de la ropa y los accesorios, sino también directamente sobre los mismos cuerpos. Basta con ver el escándalo que involucraba a la firma Ralph Lauren donde eliminó todas las curvas de una modelo mediante Photoshop para posteriormente despedirla. Esto ha llevado a Francia a tomar acción para lograr que su gobierno apruebe una ley que obligue a las editoriales a colocar avisos en las fotos que hayan sido intervenidas y retocadas con cualquier tipo de software para que los lectores sepan hasta dónde son fieles estas imágenes con respecto a la realidad.

Por eso no debes creerte todo lo que ves en las revistas ya que sin ir más lejos todas las modelos suelen usar extensiones de cabello; también usan push-up debajo de los bikinis para hacer ver los pechos más redondos y grandes; posteriormente las tiras y las partes salientes de dichos sostenes son eliminados en postproducción así como también son dotadas de curvas y traseros rellenos en el tan mencionado software.

En el fondo todos utilizamos algún truco para mejorar nuestra imagen, más bien nuestra imagen fotográfica, ya que solemos publicar en nuestras redes sociales fotos nuestras con algún retoque, filtros, encuadres, etc. Lo importante es que sepas que no todo lo que se ve es cierto.

Si te ha gustado este artículo no dudes en consultar más en la portada de mi blog.

 

Comentarios cerrados.



Source link